Esta mujer aplaudió perfectamente a los que odian a las madres que dicen que las madres que se quedan en casa no trabajan 1

Esta mujer aplaudió perfectamente a los que odian a las madres que dicen que las madres que se quedan en casa no trabajan

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

A la gente le encanta juzgar a las mujeres por las decisiones que toman en cuanto a la crianza de los hijos, como lo saben muy bien tanto las madres que trabajan como las que se quedan en casa. Bueno, una SAHM está cansada de la implicación de que ser una SAHM no es «trabajo» – y ella está luchando.

Cuando alguien comentó sobre la página de Instagram de Anna Strode y sugirió que como no tenía trabajo, básicamente se sentaba en la casa todo el día con sus hijos, ella aplaudía al resaltar lo difícil que es ser madre a veces.

«La semana pasada alguien hizo un comentario en mi página y sabes qué, me molestó», escribió. «Me cortó muy profundo y mientras hago todo lo que puedo para mantenerme positivo – esto me dolió. Básicamente decía:’Ojalá pudiera quedarme en casa todo el día y hacer ejercicio con mi hijo, en vez de eso tengo que ir a trabajar y hacer TRABAJO…'». ¡¿Trabajar?! ¡¿Crees que no TRABAJO?! ¿Crees que me siento en casa todo el día y me retuerzo los pulgares? ¿Crees que 2 x 22 meses de edad los niños me dejan patear mis pies todo el día después de haber hecho mi entrenamiento matutino?»

Strode continuó:

«¿Crees que estoy radiante de energía mientras crezco un nuevo bebé y hago todo lo posible para mantenerme al día con los niños gemelos que me rodean? Sólo para descomponerlo…. Hago ejercicio de 20 a 30 minutos al día. A veces parando 20 veces para recoger juguetes, traer comida, dejar de tirar del pelo, romper peleas por juguetes y algunos días, parando 2 minutos porque simplemente no está sucediendo ese día! Otros días estamos tan ocupados o los niños son tan CLINGY / CRANKY (por ejemplo: esta foto lo resume) que el mejor entrenamiento que puedo hacer son algunas sentadillas, flexiones de brazos y tríceps mientras comen o mientras practicamos palabras nuevas, contando hasta 10 o todas las partes del cuerpo que hemos aprendido.

Ciertamente NO paso todo el día haciendo ejercicio. Mis días los paso cambiando pañales de mierda, lidiando con berrinches, jugando con autos y camiones, haciendo comida que se tira al suelo antes de que se pruebe, caminando por las calles tratando de cansar, niños gruñones que duermen la siesta, tratando de enseñar a dos humanos pequeños a COMPARTIR en vez de morder, jalar el pelo, rascarse o empujarse, empujando columpios, trepando hacia arriba y hacia abajo fuertes sangrientos que ni siquiera deberían estar en los patios de recreo de los niños porque son tan malditamente inseguros, cantar el alfabeto, ir de aventuras para mantener contentos a los bichos, pasar la aspiradora 3 veces al día debido a toda esa comida que trabajé tan duro para cocinar que ni siquiera se consideraba comer, oh y mencioné la constante batalla de jugar de árbitro TODO el día entre dos monitos descarados que adivinan lo que NO SE DEBE `¡Jugar alegremente y entretenerse todo el día!’ Que conste que los TWINS no hacen eso. Tal vez cuando sean mayores, ¡sí! Eso espero de todos modos ~ pero por ahora, no – ¡Literalmente, la mayor parte del tiempo no puedo dejar de mirarlos!»

*Alza las manos* Amén. La vergüenza de la madre no logra nada excepto hacer que las mujeres se sientan mal consigo mismas. Lo que funciona para una familia puede no funcionar para otra, pero una cosa que todos los padres tienen en común es que están tratando de hacer lo mejor para sí mismos y para sus hijos. Eso debe celebrarse, no avergonzarse, y punto.

HISTORIAS RELACIONADAS

Deja de avergonzar a Kim Kardashian

Por qué Kim Kardashian no debería avergonzarse por querer un tercer hijo

Deja un comentario